Reformas en Zaragoza, ¿hay luz al final del túnel?

¿No hay luz, o simplemente no queremos verla?

Desde hace unos meses, las cifras macro-económicas de la economía española, están indicando en la dirección de  salida de la crisis; sin embargo, si descendemos a la micro-economía, resulta bastante difícil ver los síntomas de mejoría.

En Zaragoza, son numerosas las viviendas que necesitan reformas y muchas la personas que quieren reformar;  de hecho durante estos años de crisis, se han dejado de realizar muchas reformas que en una situación económica normal se hubieran realizado.

Es de esperar que la mayoría de estas reformas, se realizarán cuando se reactive el consumo y vuelva la confianza a los consumidores. Esto podría hacernos pensar en  un "boom de la reforma"; sin embargo veo mucho más probable que la salida del estancamiento actual sea progresiva y lenta.

El enorme número de parados, la incertidumbre de los que sí trabajan y el escaso crédito al consumo, minan la confianza de la gente en el futuro próximo y quedan agazapados esperando mejores tiempos, consumiendo sólo lo imprescindible e inaplazable.

El retorno de la confianza haría que poco a poco las aguas volvieran a su cauce y el consumo se reactivara.  No en vano, aunque "tendemos a ver el vaso medio vacío", son muchas más las personas que obtienen ingresos regularmente que las que, lamentablemente, no obtienen ninguna prestación.

Si a esto añadimos que algunos precios llevan 6 años a la baja, como es el caso de las reformas, deberíamos preguntarnos porqué no se reactiva el consumo. El momento es óptimo  para reformar al mejor precio,  ya que todos los datos hacen pensar en la próxima reactivación del consumo  y consecuentemente en subidas de precios generalizadas. 

Quizá, si los políticos, las fuerzas sociales, los grupos activistas y los lobbies económicos dejaran de tirarse los trastos a la cabeza, pensando solamente en sus intereses y empezaran a actuar pensando en el conjunto de la personas  y en el bien de España, podríamos convenir en que estamos viendo la luz al final del túnel e inyectar en la sociedad el optimismo necesario para que desaparezca la incertidumbre y el pesimismo que actualmente la dominan.

Cuando el túnel es muy largo, como está siendo esta crisis, la luz de la salida sólo es un punto en el horizonte, y únicamente si caminamos hacia ella la veremos crecer y nos guiará hasta que dejemos el túnel a la espalda. 

"Nunca veremos la luz, por intensa que sea, si le damos la espalda o nos tapamos los ojos; pero no por eso deja de existir".

 ¿ Te apuntas a caminar hacia la salida, o esperarás sin hacer nada hasta que alguien venga a rescatarte ?. 

 

 

Comentarios (1)

  1. Dejemos de amenazar con más ajustes y subidas de impuestos, seamos más flexibles en lo que respecta a la presión sobre las personas y hagamos de una vez el ajuste más importante que hay pendiente, que no es otro que el adelgazamiento de la administración y de los cargos políticos y sobre todo la implacable persecución de la corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>