Canal de Panamá y otros contratos

 "Si algo es demasiado bueno, para ser cierto; probablemente será falso"

Desde hace unas semanas, publican los medios de comunicación los problemas de las obras del canal de Panamá.

No pretendo quitar ni poner razones, ni conozco el articulado del contrato de las obras de ampliación del canal. Si puedo deducir, por las noticias que se han publicado, que la contratación se hizo sobre una oferta "sospechosamente baja".

Esto, " me viene al pelo " para comentar una situación con la que me encuentro constantemente en el mundo de la reforma de viviendas.

Es frecuente y conveniente, que antes de contratar una reforma, se pidan varios presupuestos. Lo normal es que no haya grandes diferencias si las ofertas son transparentes y estudiadas profesionalmente;  sin embargo, casi siempre aparece un "presupuesto temerario" con una diferencia a la baja muy importante con respecto a la media de los demás.

Si alguien ofrece hacer algo mucho más barato que los demás, deberíamos como mínimo, sospechar y asegurarnos de que no hay "gato encerrado". Lo más probable es que no nos esté ofreciendo lo mismo que los demás;  o simplemente (todavía peor) que lleve intención de dejarnos colgados.

"Nadie trabaja para perder dinero".

Otras de las posibles consecuencias de un presupuesto a la baja, es que no se hayan previsto  acciones o inconvenientes que probablemente surgirán y que debieran haberse contemplado, así como la falta de una especificación clara de calidades de materiales o de la capacitación y aptitud de las personas que han de realizar los trabajos.

La consecuencia de este último punto, suele ser un conflicto de sobre-costes  por las diferencias entre lo  presupuestado y lo que creemos haber contratado;  a su vez, como consecuencia de los sobre-costes, posiblemente surgirán  dificultades financieras de difícil solución.

Corolario : 

Tanto en grandes obras como en las pequeñas decisiones del día a día,

"Si crees que eres "el más listo"  porque consigues los precios más bajos; probablemente te encontrarás con alguien, "tan listo como tú",  que te estará engañando y posiblemente te dejará colgado."

 

Comentarios (1)

  1. En el último trabajo, me presionó el cliente para que le ajustara al máximo, eliminando del presupuesto los “IMPREVISTOS PREVISIBLES” que habíamos incluido, además de algunos ajustes en la calidad de materiales.
    Con ésto, consiguió una bajada de presupuesto de casi un 20 %; sin embargo ahora están surgiendo los IMPREVISTOS, y hay que estar sumando al precio contratado, todos estos extras, que probablemente encarecerán más que lo que se descontó del presupuesto.
    Además, por muy poco más podía haber tenido unos materiales de superior calidad, tal como le habíamos incluido en el presupuesto inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.